fbpx
Cuando una persona siente seguridad psicológica en su ambiente laboral no tiene miedo a expresarse libremente.

¿Qué es la seguridad psicológica y por qué es importante?

La seguridad psicológica brinda contención a las personas y las habilita a expresarse en sus ambientes laborales sin temor a sufrir consecuencias negativas.

 

La seguridad psicológica es la ausencia de miedo interpersonal. Cuando una persona siente seguridad psicológica en su ambiente laboral no tiene miedo a expresarse libremente, aún cuando sus sentimientos o ideas pudieran diferir con aquellos de su jefe, líder u organización, porque se siente contenido y escuchado, porque siente que no será juzgado ni sufrirá represalia alguna por ser diferente.

El concepto de seguridad psicológica entró en vigencia a mano de la pandemia porque las personas sentían que no tenían con quién hablar, no encontraban eco dentro de sus organizaciones. Estaban sufriendo internamente, tenían miedo, cansancio, dudas, necesidades nuevas que tuvieron que guardarse por miedo a generar un quiebre o un malestar institucional que pudiera perjudicar su posición laboral. Es difícil animarse a decir “no puedo” o “ya no puedo más”, admitir el cansancio en un entorno en donde solo se está hablando de seguir para adelante y aguantar a toda costa. Es difícil plantear dinámicas alternativas que uno personalmente encontraría más amenas y hasta productivas cuando la regla impuesta es, de nuevo, dejarlo todo, no parar, sostener.

Uno como líder puede muchas veces creer que está siendo optimista, positivo, que está infundiendo ánimo, pero lo cierto es que un temple imperturbable que no admite en sí mismo la vulnerabilidad del cansancio, la sensación de derrota o la frustración, puede muchas veces ser contraproducente porque, justamente, no deja espacio para respirar, frenar, acusar recibo del esfuerzo y quizás hasta liberar espacio para nuevas formas de hacer las cosas, para nuevas ideas y propuestas. Puede terminar agotando su energía y la de su equipo en consecuencia.

¿Cómo va un colaborador a animarse a decir que no puede más si su líder no frena un segundo y parece inmune al cansancio y los niveles de exigencia?

Lo más común es que a ese colaborador le de miedo exponerse por evidenciar su vulnerabilidad, que tema quedar identificado como débil, o vago o incapaz… Entonces, qué sería lo primero que debería hacer un líder para potenciar la seguridad psicológica en sus equipos de trabajo: como suele ser el caso, lo primero es mirar hacia adentro y reconocer las propias emociones y miedos para desde ahí poder dirigirse a los demás, dar espacio y brindar apoyo.

Generar momentos específicos en los que buscar conectar con los demás es importante. Ocuparse en saber qué es lo que les está pasando y qué es lo que verdaderamente están necesitando. El mostrarse uno vulnerable y permeable es imprescindible para habilitar esa misma sinceridad en el otro, si soy intocable mi colaborador encontrará muy difícil admitir su propio malestar. Es acá donde la empatía ingresa para jugar un rol fundamental, ponerse en los pies del otro hará que obtengamos un mejor y más profundo entendimiento de qué es lo que está pasando dentro de nuestro equipo y organización. Por último, sé compasivo para que tus colaboradores se sientan realmente contenidos y libres de riesgo alguno.

Ahora bien, para lograr todo esto es imprescindible el desarrollo de las habilidades blandas en el líder. No alcanza con pretender estar interesado. No alcanza con preguntar “cómo andan” y admitir la primera respuesta automática que se recibe. Hay que animarse a los encuentros reales, cara a cara, aún sean en formato virtual…

A la larga, la seguridad psicológica aporta una infinidad de beneficios.

 

Cuando los colaboradores se sientes seguros como para expresarse y manifestarse sinceramente y sin miedo, se abre el juego a más ideas, más propuestas, más posibilidades de acción en general, porque ya no habrá una única voz marcando el camino sino muchas aportando matices y colores nuevos que, combinados, pueden siempre lograr más que una sola. Léase a este beneficio como diversidad. Diversidad que también contribuye a una capacidad de innovación más veloz porque, de nuevo, muchas mentes trabajando juntas son necesariamente más creativas que una sola.

Conocé la solución ante la dificultad de liderar equipos de manera remota, acá.