fbpx
Crecimiento del liderazgo: poner foco en la búsqueda del alineamiento entre propósitos es un llamado a la acción, es un motor para el crecimiento.

A punto caramelo: cómo alinear propósitos para el crecimiento del liderazgo
por Betina Savich

Según una definición, a “punto caramelo” es estar en el punto o momento óptimo para el fin o propósito que se busca; estar algo o alguien preparado, listo o dispuesto para la oportunidad.

Frecuentemente usamos esta expresión en la cocina, cuando estamos preparando un flan, cuando el azúcar se calienta con agua para convertirla en caramelo y se llega al punto óptimo para que no se cristalice y se endurezca. El punto caramelo es la resultante de una combinación de elementos que se conectan.

Imagino que pensarán, y ésto, cómo se relaciona con estar en nuestro punto caramelo en el entorno laboral.

En estos últimos tiempos se puede observar una tendencia a focalizar en la búsqueda de sentido, en el propósito personal, en la importancia del autoconocimiento, tal vez como una forma de poder enfrentar o prepararnos mejor frente a lo desconocido e incierto.

El propósito es lo que empodera a las personas a hacer grandes cosas tanto en su vida como en el trabajo.

 

Pero como somos seres en conexión, para alcanzar el punto caramelo, necesitamos alinearnos con otros propósitos que generalmente no se toman en cuenta y si los empezáramos a considerar el efecto o poder amplificador nos llevaría a expandir nuestras oportunidades, tomar decisiones que guíen a nuestras emociones, comportamientos en el camino del bienestar personal, grupal y organizacional.

El punto caramelo es la intersección que emerge del alineamiento entre tres tipos de propósitos: personal, organizacional y del rol. Y si quisiéramos ir más allá, podríamos incorporar el propósito de la comunidad o sociedad en la que somos parte.

Cuando el alineamiento esta presente, hay balance, armonía y se generan fortalezas que llevan a beneficios compartidos.  Cuando alguien se siento parte de algo más grande y alineado a su propósito personal, se desempeña mejor y la organización también se beneficia, por ejemplo en innovación, engagement, en la propuesta de valor hacia los clientes entre otros factores.

Por el contrario cuando hay desalineamiento, es momento de abrirnos a preguntas poderosas, reflexionar profundamente. Las tensiones entre propósitos puede también darnos las oportunidad de re pensar creativamente el presente para lanzarnos hacia el futuro.

Es importante considerar que el punto caramelo no es algo estático, es un ejercicio que requiere re definiciones en su devenir ya que cualquier alteración o cambio en algunos de los propósitos impacta en él.

El punto caramelo entonces es el resultado de la conexión recíproca entre:

  • Propósito personal
  • Propósito organizacional
  • Propósito del rol

 

Propósito personal: qué nos motiva, nuestros para qué, los valores, experiencias,  pasiones, creencias nos informa de nuestras decisiones y acciones personales. Es un viaje continúo de desarrollo, de nuestro qué, quién y cómo.

Propósito organizacional: para qué la organización existe. Los principios, la ética y la cultura nos informa de las maneras de operar.

Propósito del rol: para qué existe mi rol en la organización, para alcanzar los objetivos y metas, la organización establece una variedad de roles para dar soporte a su misión.

Reflexioná y preguntate cuán alineados están los propósitos, ¿hay algún propósito que está desalineado y me está alejando del punto caramelo? , ¿qué me está diciendo eso? qué podría empezar a hacer, seguir haciendo o dejar de hacer para volver a la armonía?

Poner foco en la búsqueda del alineamiento entre propósitos es un llamado a la acción, es un motor para el crecimiento del liderazgo personal y con otros.

 

Betina Savich  

Licenciada en Psicología, Master en Psicología Organizacional de la Universidad de Belgrano y Executive Business Administration de la Universidad Di Tella. Se desempeña en el ámbito de la consultoría y se especializa en Programas relacionados a Procesos de Cambio Organizacional, Liderazgo, Trabajo en Equipo y Gestión del Clima, entre otras cosas.

Aprendé cómo emprender, con la vulnerabilidad incluida como parte del proceso, acá.