“Nuevos tiempos, nuevas mentes, nuevas redes”
por Pablo Cattoni

La comunicación es, en esencia, una actividad humana y basada sobre el diálogo y la colaboración. Como tal necesita de la interacción entre personas para desarrollar su potencia. Estas, en un modelo simplificado, buscarán básicamente construir una nueva realidad superadora a través del intercambio de mensajes, pensamientos o emociones.

Ese nuevo estadío puede a su vez seguir evolucionando a partir de nuevos contactos que seguirán moldeando el espacio en que nos desarrollamos. En tiempos de intermediación tecnológica cada vez más profunda, el intercambio genera una velocidad aún mayor, casi inasequible, y el factor humano toma una nueva dimensión, se reconfigura y potencia.

Resulta necesario entonces tener plena conciencia de estos cambios y generar condiciones de adaptabilidad y forjar una actitud humilde y de aprendizaje continuo para estar en línea con los requerimientos de los tiempos que corren.

La tecnología además impulsa el intercambio fluido y transparente: la información hoy permite ser alcanzada por todos sus potenciales usuarios. Pública y extendida, barre con el conocimiento enciclopédico y el celo egoísta para abrir las puertas a una búsqueda colaborativa y obstaculizar la competencia por los datos y, de esta manera, dar paso a la cooperación entre los actores sociales para alcanzar el éxito conjunto y, así finalmente, favorecer al desarrollo individual.

Desde el Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina, la institución más representativa que reúne a los colegas del sector de la comunicación institucional en nuestro país, creemos que el crecimiento particular se da en un ambiente de plena colaboración, en el que los colegas puedan aprender uno del otro, compartiendo experiencias, expandiendo conocimiento y alentando el camino conjunto.

Queremos que el Consejo sea un socio del socio para generar valor en cada paso de la profesión: ser un espacio para que los colegas en cada etapa de la carrera puedan encontrar una posibilidad de desarrollo. Un lugar en el que cada uno pueda crecer individualmente, pueda colaborar con el crecimiento del de al lado e impulse a las próximas generaciones para tener una profesión cada vez mejor y, cada uno de nosotros, ser un mejor profesional.

Somos muchos los que trabajamos por esto. Mucha gente comprometida y con ganas de hacer las cosas. Que destina tiempo y esfuerzo y que resume una conjunción de atributos que lo hacen especial, pero que se caracteriza por un gran amor por esta profesión y muchas ganas de trabajar para seguir fortaleciéndola. Queremos seguir robusteciendo el prestigio y el desarrollo de nuestra profesión en el país.

El liderazgo es consultivo y no directivo. Nos propusimos tener el valor de transformar: impulsar una gestión abierta, que aliente a la participación de los socios y al involucramiento de todos los profesionales de nuestro sector. Queremos hacer del diálogo y la escucha nuestra herramienta fundamental de gestión. Eso implica, por supuesto, comunicar, comunicar y comunicar. Eso es lo que hacemos y sabemos hacer.

Así, desarrollamos un plan estratégico que responda a ese objetivo: nos organizamos a través de diferentes pilares integrados de trabajo, cada uno con un responsable que lidera las acciones junto a un equipo de colegas que lo acompaña.

Un ejemplo fundamental fue la creación de la Comisión de Espacio Público, un espacio que ha progresado muchísimo en los últimos años como punto de atracción de profesionales y en el que se encuentran prácticas profesional aún superiores a las del mundo privado, el cual tiene mucho que aprender de éste. Pudimos impulsar el desarrollo de este equipo de trabajo y se convirtió en un ámbito único de desarrollo integral en el mercado profesional de nuestro país.

Buscamos impulsar las discusiones que enriquezcan el trabajo de los profesionales a través de un ámbito de cordialidad en el que se busque el crecimiento individual y conjunto, siempre teniendo a la ética y la integridad como principios rectores. Alentamos espacios de reflexión conjunta. Afrontamos desafíos y nos animamos a dar las discusiones que haya que dar e ir al fondo de las cuestiones. Plantear temáticas de discusión necesarias para el crecimiento de nuestra profesión. No esquivar temas incómodos, ponerlos sobre la mesa y alentar el diálogo. Tenemos muchas ganas de trabajar para seguir fortaleciendo nuestra vocación y trabajar en la renovación.

Tenemos que poner la mirada en nosotros mismos para que, en los tiempos que corren, no ser ajenos al contexto y ser un factor de transformación de las organizaciones que hacemos y representamos. Somos protagonistas activos de la transformación del espacio público y de la construcción de un ecosistema social. Tenemos una responsabilidad. Estamos ante una oportunidad única de hacer las cosas de una manera diferente en la Argentina.

Es el momento de generar una construcción colectiva a partir del diálogo y la colaboración. No es necesario que estemos de acuerdo. Podemos equivocarnos. Por eso es importante la crítica y el aporte. Permitirnos dudar y cuestionar para crecer entre todos. Tenemos muchísimas ideas y planes, pero la realidad se construye artesanalmente: para poner ladrillo sobre ladrillo necesitamos fuerza, coraje y alma para ayudarnos entre todos.

 

Pablo Cattoni
Director de Asuntos Corporativos de Dow – Región Sur de América Latina.
Presidente del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina